Wednesday, June 15, 2005

Adquisición del segundo idioma - Second language adquisition

De niños, todos aprendemos a hablar nuestra lengua materna sin ningún problema, pero, ¿por qué esto no ocurre con las segundas lenguas? ¿Cuál es el mejor momento para aprenderlas? ¿Existen recetas mágicas?
Por muy extraño que nos resulte, la mayoría de los habitantes del planeta son plurilingües. Y es que sí existe una aptitud para aprender idiomas diferente de lo que se considera la inteligencia general (aunque muchas veces vayan asociadas), pero relacionada con ciertas habilidades como buena memoria asociativa, rápido dominio de nuevos códigos o un buen oído para las claves fonéticas. Carmen Muñoz e su libro "Aprender idiomas" pone a prueba nuestras destrezas a este respecto con sencillos tests y actividades.
En cualquier caso siempre es posible aprender idiomas. A pesar de que en la edad adulta muchas personas experimentan una sensación de fracaso por no haber podido adquirir con éxito una segunda lengua, con persistencia y motivación puede lograrse este propósito, puesto que "todas las personas que han aprendido una primera lengua pueden aprender una segunda y una tercera"
Entre los distintos métodos de enseñanza, desde el método tradicional hasta el comunicativo y sus diversas variantes, pasando por el audiolingual, no existe un método milagroso gracias al cual aprendamos una segunda lengua con total garantía de éxito, sino que todo depende de las necesidades e intereses particulares de cada alumno. Por ello, conviene que conozca cuál es su estilo personal de aprendizaje. El libro incluye un test para ayudarnos a descubrir nuestro estilo perceptivo (visual, auditivo, manual, cínetico), una cuestión que no sólo marca diferencias individuales, sino también culturales o nacionales.
En el aprendizaje depende en gran medida de la motivación e interés del sujeto. Sin embargo, en este proceso también inciden factores que, a priori, no podemos controlar, como el nivel cultural del entorno o la influencia de la personalidad. Resultan muy positivas, con relación al aprendizaje de idiomas, cualidades como extraversión, alta autoestima, alta disposición a correr riesgos, insensibilidad al rechazo social, tolerancia hacia la ambigüedad y baja ansiedad, que surtirán efecto si van de la mano de los factores principales: la motivación y el esfuerzo.

0 comentarios: